dimarts, 30 de maig de 2017

El Conde Lucanor cuenta 2


PDF: El Conde Lucanor








Resumen:

Una pareja tenía previsto un viaje en avión hasta su ciudad para concebir a su hijo. Estaban sacando el billete cuando les dijeron que no quedaban asientos en la clase alta y que uno de los dos tendría que ir en clase media. Entre los dos decidieron que la mujer fuera a la clase media ya que a ella le daba igual y como el señor tenía vértigo lo decidieron así.Cuando embarcaron, se sentaron en sus respectivos asientos, el hombre se sentó al lado de una señora que enseguida empezó a hablar, le pregunto si tenia esposa el señor le contesto con un si, tengo una esposa que esta en clase media y de aqui poco dara a luz a nuestro ijo.
De repente la mujer dejó de hablarle a él y empezó a murmurarle algo al senyor de su otro lado, las únicas palabras que pudo escuchar fueron:
No le da vergüenza, su mujer embarazada y él tan tranquilo en primera clase.
Tras escuchar eso el esposo se levantó y como aún no había despegado el avión le dijo a su mujer que se sentara ella en la clase alta ya que ella estaba embarazada.A la mujer le pareció bien y se sentó ella en la primera clase. Le pidió a una azafata que le sirviera un vaso de agua ya que estaba sedienta. La azafata le preguntó que de cuanto estaba a lo que ella respondió que solo le faltaba un mes para dar a luz y que se dirijían con su esposo a su ciudad natal para dar a luz allí. La azafata, sorprendida le preguntó que dónde estaba su esposo ya que no estaba a su lado a lo que ella respondió que se encontraba en la clase media aunque tenia vertigo. La azafata la miro desconcertada y murmuró cuando ya se estaba dando la vuelta:
¿No le da verguenza a esta señora no cedirle su asiento a su esposo cuando él tiene vertigo y ella se encuentra bien?
La mujer se sintió culpable ya que su marido podría encontrarse mal en ese momento. Ya que el avión aún no había despegado fue a la clase media en la que estaba su marido y le dijo que se levantará i que fuera con ella, que había encontrado una solución para poder sentarse los dos juntos. En cuando la siguió vió dos asientos al lado de la puerta de emergencias, el marido contento se sentó con su mujer hasta que vieron que el copiloto se les acercaba. Fue hasta los asientos y les dijo:
Perdonen señores, pero no se pueden sentar aquí. Estos asientos están reservados para los azafatos. Por que en caso de emergencia ellos saben que hacer.
Los dos, enfadados por no poder hacer nada sin que los critiquen, se bajan del avión y deciden coger el vuelo de más tarde. 









Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada